Katpodis: “Vamos a seguir colaborando para que esta querida universidad continúe su camino de excelencia.”

Zoom In Zoom Out Guardar Noticia Print

CONVENIO PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA “TORRE DE LABORATORIOS E INVESTIGACIÓN” EN LA UNSAM.

Esta semana el Dr. Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas de la Nación” estuvo en San Martín firmando un convenio con el rector de la UNSAM-Universidad Nacional de San Martín, Carlos Greco, para sumar casi 5 mil metros cuadrados de aulas, laboratorios y talleres en el Campus Miguelete. 

Según informó la UNSAM, el convenio apunta a concluir la construcción de la Torre de Laboratorios e Investigación, de cinco pisos que está en el centro del Campus, que albergará laboratorios, aulas y talleres. La etapa para completar la estructura de hormigón será financiada por el Programa Nacional de Infraestructura Universitaria. 

Este convenio ratifica una política de Estado para que el país se desarrolle con justicia social y mayor equidad. Para nosotros es una alegría porque compartimos esa idea y podemos llevarla a la práctica. La universidad ha demostrado sus capacidades en este momento tan duro de la pandemia”, dijo Greco. 

Katopodis destacó su relación con la comunidad educativa de la UNSAM y señaló que se trata de “una universidad que creció a base de edificios, laboratorios y aulas, pero también a base de personas. Es una universidad de máxima excelencia, con todo su cuerpo de investigadores que acompañan en este momento difícil”.

Este es un convenio para poder seguir avanzando, para que San Martín, mi ciudad, pueda seguir sintiendo el orgullo que sentimos por esta querida casa de estudios. Estamos acá representantes de dos ministerios, en el marco de un plan federal para ampliar la educación pública en Argentina” añadió el ministro de obras públicas e intendente de San Martín con licencia.

Por su parte, el secretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación Jaime Perczyk aseguró que la concreción de la obra ofrece dos señales: “Es una señal a la economía: tiene que haber obra pública para que haya trabajo. Y es una señal a la educación pública: la inversión en obra pública es en aulas, laboratorios y bibliotecas”, dijo. 

Esta es una de las primeras 63 obras en universidades públicas de todo el país, pero tenemos 200 proyectos en cartera. Estamos convencidos de que para las universidades no hay dicotomía entre cantidad y calidad”, dijo el secretario de Obras Públicas Martín Gill. Además, destacó que “la UNSAM es una universidad insignia de este modelo que sembró universidades en todo el territorio conurbano y en todo el país. Es una universidad que apela a ser inclusiva y de calidad”.

El cierre de la actividad contó con el testimonio Diego Comerci, líder del equipo que conformaron la UNSAM y la Universidad de Quilmes para desarrollar el test de diagnóstico molecular de COVID-19 ELA CHEMSTRIP, junto con dos pymes tecnológicas. “La innovación no sale de una cabeza, sino de la interacción. Para eso hay que estar en el Campus”, dijo. 


Una vez firmado el convenio, las autoridades caminaron desde el rectorado hasta donde se levanta el hormigonado de la Torre de Laboratorios e Investigación. Allí, la gerente de Infraestructura, Yanina Antonelli, explicó los detalles de la obra. 

Luego los funcionarios recorrieron los laboratorios donde se trabaja contra reloj para desarrollar una vacuna contra COVID-19, y para producir un tratamiento en y diagnósticos, también de COVID-19.

A partir de este convenio, el Estado Nacional destinará $228 millones financiados por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para la Torre de Laboratorios e Investigación (TDA), con cinco pisos por 4.837 m2 en el centro del Campus Miguelete.

La nueva Torre de Laboratorios e Investigación

El edificio tiene la estructura de hormigón armado en 5 plantas: subsuelo, PB y tres pisos de una Torre de aulas con espacio para la investigación y talleres. Esta iniciativa tiene el objetivo de brindar nuevas capacidades para aulas, talleres, salas para becarios e investigadores, espacios de estudio y auditorio. Esto permitirá albergar la alta demanda de estudiantes, becarios e investigadores en distintas áreas.

Está previsto que el subsuelo se utilice para talleres de desarrollo de prototipos y sectores para investigadores. La planta baja contará con un auditorio para 100 personas, espacios de estudios y referencias bibliográficas, servicios para alumnos y administración.

El primer piso tendrá 12 aulas, un sector para investigadores y áreas de estudio. En el segundo y tercer piso habrá 4 aulas para 45 estudiantes cada una y 6 sectores para investigación y desarrollo en cada piso.

Más sobre la obra haciendo clic aquí.


Ver Más

Últimas fotos agregadas