Mancini, por la reivindicación de la UCR

Zoom In Zoom Out Guardar Noticia Print

La candidata de Lousteau, Posse y Carusso competirá en las internas radicales y podría ser la segunda mujer que presida la UCR San Martín.

Quiero destacar el protagonismo femenino y decir que es un honor enorme para mí que el radicalismo, un partido antiquísimo, histórico, al que me afilié en 1986, me proponga a los 54 años para ser la presidenta de la UCR San Martín”, aseguró Marcela Mancini a Reflejos, tras ser elegida para acompañar a Gustavo Posse y a Martín Lousteau. 

También es un honor esta mirada con que estamos reivindicando el protagonismo femenino en todos los ámbitos del Estado, en ámbitos privados, educativos, sociales, políticos”, agregó quien tras disputar la presidencia de la UCR sanmartinense con el candidato del oficialismo, Néstor Figarola, podría convertirse en la segunda mujer que presida el radicalismo a nivel distrital, luego de Nilda Romero.

Su pasión por el radicalismo nació con Raúl Alfonsín, a quien no pudo “llegar a votar” por su edad. “Para mí es el líder por naturaleza, indiscutible. Es quien me enamora y con quien empiezo a descubrir, en mi adolescencia, qué es el radicalismo. Es un sentimiento que tengo como afiliada de toda la vida”, sostiene Mancini, vecina de Villa Libertad, quien desde siempre trabaja junto al afiliado, con el vecino.

¿Cuál es tu propuesta de gestión?

En principio, que el radicalismo se ponga de pie, con el legado de todo lo que nos pasó en este tiempo. Queremos reivindicar el partido.

¿Ponerlo de pie dentro del frente Juntos por el Cambio??

Sí, exactamente. Hace 20 años que no tenemos figuras convocantes dentro del partido a nivel nacional y provincial. Ahora vamos con Martín Lousteau a nivel nacional y, a nivel provincial, con Gustavo Posse, intendente de San Isidro. Siempre dentro, por supuesto, de un espacio que va a ser oposición y, poder ser socios plenos, protagonistas, que haya una mesa de discusión porque de eso se trata. La diversidad hace que las ideas puedan procrearse, crearse y gestionarse, con una participación muy activa, que no haya cuestiones a dedo y nada de pedidos de rodillas.

Se desprende que el radicalismo dentro de Juntos por el Cambio habría quedado relegado…

Totalmente. Y cuando hablo de protagonismo contamos con todas las líneas internas: Evolución, Espacio Abierto UCR y la línea de Storani Casella, o sea con dirigentes muy fuertes, muy potentes dentro del radicalismo de la Provincia que tienen con qué acompañar una gestión, que obviamente tiene que ser oposición desde el consenso. Buscaremos generar propuestas de gestión de la mano de Martín Lousteau, un candidato relevante y, sobretodo haciendo mucho enfoque en la gestión de Gustavo Posse en San Isidro, un municipio que cuenta con la regulación de un Estado coherente, de un Estado que responde al vecino, con cuentas claras. Esa es la identidad que pretendemos en este nuevo enfoque. 

¿Las elecciones internas siguen pautadas para el 11 de octubre?  

Sí, la verdad que yo lo considero una falta de consideración, de falta de respeto al afiliado radical. La gente pregunta cómo el 11 va haber elecciones si estamos en pandemia. Quiero contar que hubo una presentación de un amigo y correligionario, el Dr. Ricardo Magnano para considerar el estado de emergencia sanitaria y evaluar la posibilidad de ir corriendo la fecha de esta elección interna, siempre con 30 días de anticipación, y esto fue elevado al oficialismo radical de la Provincia, pero no fue aceptado. Yo no estoy de acuerdo, el afiliado radical se considera estafado porque quiere participar.

Para cerrar, Mancini -profesora en educación inicial y primaria, licenciada en psicopedagogía y profesora universitaria- quiso especialmente “reivindicar el trabajo del espacio UCR San Martín de la mano de Walter Carusso, con quien militamos juntos desde muy jovencitos, un líder por naturaleza, nuestro diputado provincial, con quien este grupo se fue configurando y construyendo”.


Ver Más

Últimas fotos agregadas