Valle: “Nada de nosotros sin nosotros”

Zoom In Zoom Out Guardar Noticia Print

Representantes de los jubilados y pensionados, Valle y Ruston hablaron de la falta de representatividad en la conducción del PAMI y sostienen la falta y retraso de prestaciones a los afiliados.

Carlos Valle es -hace 12 años- el presidente ejecutivo de la Confederación General de Jubilados, Retirados, Pensionados y Adultos Mayores de la República Argentina, la primera confederación creada en el mundo, en 1948. Y, también, es el autor de la frase  “Nada de nosotros sin nosotros”, en alusión al reclamo de los adultos mayores de ser parte del directorio del PAMI. Junto a Pedro Ruston, vecino de Villa Ballester y presidente de la Federación de los Centros de Jubilados y Pensionados del Conurbano Noroeste San Martín, explicaron a Reflejos su desconformidad y su lucha por representar a los jubilados y pensionados, que generó la publicación de una solicitada la semana pasada en medios nacionales, “un esfuerzo entre un grupo de compañeros que nos costó un riñón y un pulmón, pero lamentablemente es la única manera de llegar un poquito más allá”, dijo Valle.

Fundamental y sintéticamente nosotros venimos diciendo nada de nosotros sin nosotros, pero al margen de ello el PAMI fue creado por la Confederación a principios del ‘71 y posteriormente sancionado como decreto ley 19.032, donde figura un directorio de 11 integrantes: 7 en representación del sector de jubilados y pensionados de todo el país, 2 en representación de los trabajadores y 2 por el Estado. Y en el artículo 5 se estipula dar la presidencia a una persona elegida por el Poder Ejecutivo Nacional. Eso perdura y, no es tan grave, lo grave es que los jubilados y pensionados -qué son los titulares de la obra social- están afuera absolutamente”, sintetizó Valle. Y, sin respiro, aclaró: “No estamos en desacuerdo con que (Luana) Volnovich presida, lo que deseamos es recuperar un lugar dentro del directorio, en las decisiones”. 

Es la única obra social del país que no está en poder de sus afiliados, de sus asociados, cada sindicato maneja su propia obra social. En nuestro caso, hay aportes del Estado, de los trabajadores y aportes de los jubilados. Estamos en un pie de igualdad, ya que en el caso de las obras sociales, el Estado por medio de la Superintendencia de Salud también les da fondos o sea que también los subsidia, con la diferencia de que ellos manejan sus obras sociales y nosotros estamos absolutamente afuera, en virtud de que se suspendió la vigencia de la 19.032”, explicó y reclamó Valle. Y, enfatizó: “En este momento no hay ningun afiliado dentro del directorio en PAMI, no hay ni siquiera directorio, ni intervención” y volvió a aclarar: “No estamos en desacuerdo ni es un problema de tipo personal con Volnovich (actual directora ejecutiva del Instituto), nos parece una buena funcionaria que hace lo que puede, pero indudablemente entre todos es más fácil, el esfuerzo compartido permite reconstruir mejor las cosas, ya sea la Nación, que también tiene que ser reconstruida, como este tipo de organizaciones”. 

Con el deseo de volver a formar parte de la conducción del PAMI y “como ejemplo histórico”, Valle conmemoró que cuando se fundó, “el primer presidente fue el presidente de la Confederación”.  Y, agregó: “No estamos en contra de la política”, pero recordó que allá por 1973, “alguien dijo este fondo es importante, pero no pensaron que era importante para la salud del jubilado y pensionado, sino que era importante como caja, lamentablemente ahí comenzó la triste historia de las intervenciones”.

Tras la publicación de la solicitada el pasado jueves 15, no recibieron respuesta alguna. Al respecto, Valle dijo: “Supongo que la estarán estudiando. Ahora el Gobierno no sé si lo estará estudiando o sino escucha. Nosotros no estamos en contra del Gobierno lo estamos apoyando con todo, pero evidentemente tiene que escuchar la voz del sector más grande y con mayor riesgo del país, sobre todo en este momento de pandemia y con la pérdida impresionante del poder adquisitivo de las jubilaciones y pensiones.”

Entre las principales necesidades o falencias del PAMI hoy, Valle destacó “la falta de prestaciones en todo el país”, aseguró que “Volnovich entró con un déficit impresionante provocado por los dos interventores que hubo en los últimos cuatro años que vaciaron el PAMI, porque lo pretendían privatizar en combinación inclusive con algunos delincuentes dirigentes de la CGT nacional” y desconfió: “Resulta que ni el PAMI ni el ANSES son viables para ellos, para los funcionarios, pero para privatizarlos no son inviables; llama la atención, ¿no?

A nivel local, Ruston reconoció que tienen “muy buena llegada con la gente de la UGL 8 - Unidad de Gestión Local. Sabemos resolver problemas, lo que pasa es que el gran problema son las prestaciones médicas, los especialistas nos atienden y dan turno a largo plazo y la pandemia está, es real, pero las personas mayores sufrimos también de otras cosas, no solo tenemos que cuidarnos del COVID-19, sino también por nuestras enfermedades preexistentes que si las descuidamos también nos llevan”.

Tenemos que solucionarlo de alguna manera. Esto nos agarró a todos en un caos, no sólo social sino también sanitario. Estamos haciendo camino al andar, porque las problemáticas no estaban antes, esperemos que esto quede como lección para cuando los nietos tengan nuestra edad y llegue a haber una pandemia, estén  prevenidos”, lamentó Ruston.


Ver Más

Últimas fotos agregadas