Menopausia y ojo seco

Zoom In Zoom Out Guardar Noticia Print

¿Cómo afecta la menopausia a la vista? La Sociedad Internacional de la Menopausia y la Organización Mundial de la Salud acordaron en el año 2000 que, cada 18 de octubre, se celebrara el Día Mundial de la Menopausia.

El objetivo de este Día Mundial es concienciar sobre la necesidad de prestar atención a la salud de la mujer, previniendo las enfermedades, síntomas y molestias más frecuentes en esta etapa.

La menopausia aparece en las mujeres entre los 45 y 55 años. Comienza cuando los ovarios dejan de producir estrógenos y disminuyen la producción de otras hormonas reproductivas, como la progesterona. Sin estas hormonas, desaparece la menstruación y ya no se pueden producir embarazos. Antes de la desaparición de la menstruación se producen cambios físicos y en ocasiones, emocionales.

Según recientes estudios de la OMS, antes del 2050, habrá más de mil millones de mujeres con cincuenta años o más, es decir el triple que en 1990. Estos cambios en la población femenina traerán consigo modificaciones en el cuidado de la salud.  Por otro lado, el incremento de la esperanza de vida hace que estas mujeres lleguen a una edad muy avanzada con un deterioro importante en su calidad de vida debido a la pérdida de estrógenos.

Menopausia y ojo seco

Los síntomas y alteraciones que se presentan en esta etapa son varios, no se dan en todas las mujeres, ni con la misma intensidad. Los síntomas más típicos son las sofocaciones -“calores”- y la sequedad de piel y mucosas especialmente la vaginal, pero también puede afectar a los ojos.

El síndrome del ojo seco afecta más a las mujeres que a los hombres. La falta de hormonas en la menopausia afecta la calidad visual de algunas mujeres ya que actúa tanto sobre las glándulas lagrimales como las de Meibomio, la conjuntiva y la córnea. Se producen alteraciones en la superficie ocular y aparece la molesta sensación de “arenilla”, el picor…y la paciente añade a las molestias físicas la inevitable ansiedad por este empeoramiento de su situación ocular.


Síntomas de ojo seco

La mayor parte de personas con ojo seco presentan sólo molestias, pero no pérdida de la visión. En algunos casos graves, la córnea puede resultar dañada o infectada. Los síntomas más representativos de la menopausia y ojo seco pueden ser:

Irritación

Pesadez en párpados

Visión borrosa ocasional

Incremento del lagrimeo en los ojos

Picor

Sensación arenosa

Cansancio ocular

Ojos muy acuosos

Sensibilidad a la luz


Tratamiento del ojo seco en la menopausia

Existen principalmente dos tipos de ojo seco. Uno de ellos se debe a una disminución en la producción de la lágrima y el otro tipo, el más frecuente, se produce por un problema de calidad de la lágrima. Se conoce como ojo seco evaporativo. Es este segundo tipo el que más se relaciona con las mujeres menopaúsicas.

Hay que evitar el autodiagnóstico y por supuesto, la automedicación. En muchas ocasiones no basta con el uso de lágrimas artificiales. En función del diagnóstico se diseña y personaliza el tratamiento. Algunos de las soluciones pueden ser.

Lágrimas artificiales

Ingesta de Omega 3

Gafas de protección o lentes de contacto

Ungüentos lubricantes para dormir

Tratamiento farmacológico

Tapones en los conductos de drenaje lacrimal

Cirugía de párpados

Lentes esclerales

PRF (Plasma Rico en Factores de Crecimiento)

Eye Light (Luz Pulsada)

IMO - INSTITUTO MEDICO DE OJOS
Marengo 4464, Villa Ballester - 4768-1001


Ver Más

Últimas fotos agregadas